La Desdicha del Dichoso:Autor: Christian M. Varela Morales 10 de julio de 2010

La desdicha del  dichoso no son las hermosas experiencias que ha logrado, son las grandes oportunidades que no ha sabido valorar. El tener la dicha del éxito rotundo, en el intervalo de tiempo llamado vida, no nos excluye de la necesidad de seguir siendo seres humanos, los cuales nos alimentamos de buenos sentimientos, logrando una estabilidad emocional, casi inexplicable, llegando al tope de un frasco que estuvo vacio y pudiendo presenciar cómo se llena, si cómo se llena, cómo sentimos que nos complementamos cuando escuchamos un te extraño, un te necesito, un te quiero.

El éxito de la vida no es cuán exitoso somos laboralmente. El éxito de la vida es cómo podemos manejar la vida, cómo podemos hacer lo correcto sin perder incorrectamente a alguien. Cómo ser felices sin quitar la felicidad de otro, cómo decir la verdad individual sin mentir grupalmente, cómo quitarnos la venda de los ojos cuando mas necesitamos ver, o simplemente, cómo aceptar que la felicidad de nosotros se puede ver a simple vista y dejó de ser una pesadilla en la que pensamos nunca alcanzar.

La desdicha no se adquiere por mala dicha, se adquiere con decisiones erróneas en momentos erróneos, ¿por qué el despedirse sin haber llegado?, ¿por qué el rechazo a lo tan anhelado? ¿Por qué cuando menos te los esperas lo invalorable adquiere un valor impresionante? Hay muchas respuestas que probablemente no conozcamos, pero la importancia no está en conocerla, si no en no equivocarnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: