Disponible el primer atlas digital del cerebro humano

Disponible el primer atlas digital del cerebro humano.

¡Óyeme! JOSÉ ANTONIO FUSTÉ, 07 Enero 2012, El Nuevo Día

No podemos seguir viviendo así, sin valores, sin respeto a la dignidad inherente a todo ser humano. No podemos continuar viviendo a tiro limpio. Hay que atender la educación, la enseñanza de valores y el respeto. Hay que tomar todas las medidas a nuestro alcance para vivir como seres humanos, creados a imagen y semejanza de nuestro Creador.

Cada vez que un arma detona, hiere o mata insensiblemente, terminamos con una vida y con el propósito de vida que todo ser humano tiene derecho por su simple humanidad. No hay fiera o animal salvaje que haga las cosas que hacemos nosotros los humanos. No hay excusa y tiene que haber un castigo eterno para el que deshumaniza y se porta peor que un animal salvaje.

Hay que retomar las escuelas y la juventud. Hay que dar clases obligatorias de civismo. Hay que enseñar valores, pero hay que practicarlos y dar el ejemplo, desde el gobernador, la Legislatura, el Gobierno, hasta el más humilde de nosotros.

Cada uno de nosotros a quien la vida nos ha tratado bien, ofreciéndonos una oportunidad de educación y de familia más o menos estable, tenemos que mirar hacia adentro y preguntarnos: “¿Qué he hecho hoy? ¿Qué voy a hacer para que mi lugar de vida, mi comunidad, sea un mejor lugar para vivir?”

Oigo a algunos decir: “Llamen al 343-2020, no se identifiquen, digan lo que vieron, nadie los va a identificar”. Pero, ¿qué barbaridad es esa? Lo que hay que decir es: “Tú, ser humano, que vives y deseas vivir en paz, toma tu responsabilidad ciudadana en tus manos y pon tus acciones delante de todo aquél que viole el orden social. Es tu obligación como ser humano decir lo que uno sabe del crimen”. No es ser chota; es ser responsable y valiente. Hay que acabar con la cobarde doctrina social del chota”.

Vamos a dejarnos de paños tibios. ¿Cuánta más sangre vamos a derramar y limpiar antes de que alguien le toque limpiar la suya o la de un miembro de su familia? Eso es lo que deseamos, que uno mismo o su hijo o su hija, sea el próximo cadáver deshumanizado a enterrar?

Ya es tiempo de que nos ajustemos el cinturón y exijamos el derecho a la vida en paz. Aquí se marcha y se piquetea por cualquier cosa. ¿Cuándo será que la gente a quien le queda humanidad por dentro decida tomar acción, marchar, piquetear, exigir y hacer lo valiente y lo correcto? ¿Cuándo le vamos a llevar el mensaje al criminal de que no se lo vamos a permitir?

Legislador, reconoce tu obligación. Hay que enmendar el Código Penal, pero más importante aún, hay que rehacer nuestro ordenamiento procesal criminal para atemperarlo a la realidad en que vivimos.

Jueces, mis compañeros, nuestro trabajo es de 24 horas, 7 días a la semana. Vamos a exigirle a todos los componentes de nuestro sistema de justicia que nos respeten. Démonos a respetar por nuestra rectitud, laboriosidad y valor.

No permitamos que la profesión legal nos dicte las pautas a seguir en la administración de la justicia. Nos toca a nosotros, no a ellos.

Hagamos lo correcto, no permitamos que el poder político nos amordace o nos amenace con la renominación futura. Tenemos que concienciar a la ciudadanía.

Tienen los ciudadanos que estar dispuestos a servir como jurado con valor, interés y respeto. Hay que devolverle la humanidad a nuestro pueblo. Hay que hacer lo que sea.

Por mi parte, trataré de hacer mil cosas más que no suenen a crítica. Si tengo que ir a una escuela a enseñar de gratis, lo pienso hacer. Si me tengo que sentar de tú a tú con un criminal en la calle para convencerlo de que cese su comportamiento, lo pienso hacer. Si tengo que predicar a los cuatro vientos estas cosas, lo voy a hacer, pues si esto no cambia, no hay vida que vivir, no hay razón para soñar. No hay esperanza. Solo la ruina social nos espera.

Qué horror, 1,136 muertos a tiro limpio. Esto es, sin contar los que faltan por contabilizar.

No lo permitamos más. ¿Qué vamos a hacer hoy para que, por nuestros actos, mañana sea un día mejor?

La indefensión aprendida

La indefensión aprendida.

Efecto Pigmalión en el aula

Efecto Pigmalión en el aula.

“Notes d’educació” (reportaje sobre modelos de sistemas educativos, emitido en el programa “30 minuts” de TV3, 17.04.2011)

“Notes d’educació” (reportaje sobre modelos de sistemas educativos, emitido en el programa “30 minuts” de TV3, 17.04.2011).

%27Strong%20Evidence%27%20of%20Link%20Between%20Physical%20Activity%2C%20Academic%20Success%20-%20Schooled%20in%20Sports%20-%20Education%20Week

%27Strong%20Evidence%27%20of%20Link%20Between%20Physical%20Activity%2C%20Academic%20Success%20-%20Schooled%20in%20Sports%20-%20Education%20Week.

Feeding Your Reading Life

Feeding Your Reading Life.

El “síndrome del savant”: el caso de Daniel P. Tammet

El “síndrome del savant”: el caso de Daniel P. Tammet.

Siguiente Entradas recientes