¿Hacia dónde nos dirigimos como nación?

La semana pasada viví experiencias que de alguna forma me han puesto a meditar, que conste, no significa que no lo haga constantemente. Fue una semana fuerte y cargada de emociones, una semana en la que te preguntas; ¿hacia dónde nos dirigimos como nación? Por un lado, el reclamo de unos padres de un estudiante de educación especial, su desesperación, malestar y decepción con un sistema educativo que no atiende sus reclamos y que provoca, según los padres, que su hijo siga retrocediendo en sus capacidades sociales, emocionales e intelectuales. Por otro lado, una madre preocupada, una preocupación muy sincera y genuina, su hijo, estudiante de cuarto año, no ha tomado la clase de matemáticas por que el puesto no ha sido autorizado. Acuden donde uno, como muchos otros, buscando alternativas, buscando soluciones, buscando salidas, buscando que se les escuche, pero mas que escuchar, que se les resuelva y se le devuelva a sus hijos el derecho a una educación de calidad, no mendigan, no piden favores, piden que se les respete el derecho a la justicia y a la educación pública, gratuita y no sectaria de la que les habla la “Constitución” de Puerto Rico. Lamentablemente no tengo excusas para la falta de esos recursos, los escucho, me siento impotente y avergonzado, pero realmente solo puedo solidarizarme con su queja y aguantar su furia y descarga, realizada con mucho respeto. Lo triste de estos dos casos es que la queja común proviene de gente decente y responsable, gente trabajadora y que quiere para sus hijos lo mejor, gente como la mayoría de los puertorriqueños nacidos en esta patria que abrigamos esperanza, no viene de gente irresponsable, sin compromiso, de los que acechan las calles, de los asesinan la moral y la dignidad del ser humano, de los que viven del gobierno y no contribuyen a que Puerto Rico eche pa’ lante. Hay enajenación o se vive dentro de una burbuja, no se, y me preocupa hacia dónde nos dirigimos como nación. No podía ser mas emotiva el cuadre de la semana que recibir la lamentable noticia del asesinato de un compañero director escolar. El crimen asecha las esquinas, arrancaron la vida productiva del compañero, privan a su familia de un hijo, un sobrino, un tío, un hermano. Privan a una escuela de un director que, tal como había transformado anteriormente otra escuela que había dirigido, estaba preparando el camino para hacer lo propio a paso lento, pero seguro. Nadie vio, nadie escuchó, nadie sabe lo que pasó, hoy se busca por todos los medios encontrar a alguien que ofrezca confidencias, muy bien. Hoy se invierte mucho dinero en esclarecer el caso, muy bien. Pero, espero equivocarme, posiblemente los que lo hicieron fueron abandonados por el sistema de enseñanza, no estoy emitiendo juicio, posiblemente nadie los vio ni los escuchó en sus reclamos, solo medito y me cuestiono, si el sistema hubiese invertido en esas personas en una etapa previa, si la prevención hubiese estado presente tal vez no hubiese ocurrido ese asesinato y otras actos vandálicos que han ocurrido en nuestra sociedad. Que paradójico, por una lado unos padres reclaman un derecho para que sus hijos tengan una educación de calidad, por otro lado uno que educa e instruye es arrancado vilmente de la sociedad a la que servía.

Entonces a la luz de la “celebración” de los 520 años del aparente “descubrimiento” de Puerto Rico por parte de los españoles, hay que cuestionarse a que nivel de desarrollo estamos como pueblos, ¿seguimos siendo indios inocentes y con un estilo de vida propio y protector de sus tesoros y recursos, o hemos sido colonizados para abusar del progreso y aún así no reconocer los derechos y los reclamos propios de los que lo solicitan? ¿Será necesario retroceder en la historia, o valió la pena el “descubrimiento”, “redescubrimiento” o “colonización” de esta bendita tierra?

¿Hacia dónde nos dirigimos como nación?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: