La Atención a los Estudiantes con discapacidades y el Plan de Flexibilidad: Hacia una Educación Diferenciada Miguel A. Varela Pérez Enero 2015 Documento de Trabajo

inclusion.gif_424_750_c

En artículos anteriores se ha presentado los retos que el Plan de Flexibilidad tiene para las escuelas, los padres y los maestros. Sin embargo, de momento, se ha dejado fuera de toda la discusión las implicaciones del mismo en los estudiantes, específicamente a los estudiantes con discapacidades. En el siguiente escrito se le dará importancia a la atención que se le tiene que brindar a este componente escolar y se presentara lo que el Departamento de Educación Federal exige a Puerto Rico en el tratamiento hacia estos estudiantes, así  en cómo trabajar con los mismos. Es importante presentar un trasfondo de lo que establecía la No Child Left Behind Act (NCLB) que inició en el año 2001 como parte del Elementary and Secondary Education Act (ESEA). Esta Ley es la que regula, prácticamente, todo el proceso educativo en los Estados Unidos desde el nivel elemental hasta el secundario, estableciendo a su vez la Política Pública de la Educación en los Estados Unidos y sus territorios. Elementary and Secondary Education Act (ESEA). Bajo NCLBA los estados y territorios serían los responsables de establecer estándares académicos rigurosos sobre lo que cada niño debe saber y aprender en lectura, matemáticas y ciencias en el nivel elemental y el secundario. Bajo el Plan de Flexibilidad los estándares académicos tienen que estar alineados a los Common Core State Standards (CCSS), según lo establece el Principio 1 del Plan, Expectativas Postsecundarias y Profesionales para TODOS los Estudiantes. Ya Puerto Rico cumplió con este requerimiento, de hecho todas las cartas circulares de los programas académicos se han ido alineando a la enseñanza con los estándares incluyendo, la planificación del aprendizaje y el uso requerido de los mapas curriculares. Como parte de este principio los estándares académicos tienen que ir dirigidos a ffortalecer la el proceso enseñanza aprendizaje usando  materiales curriculares alineados y que incluyan elementos diferenciados para atender las necesidades de los estudiantes en educación especial. De igual manera en el Principio número II, Implementación de un sistema diferenciado de rendición de cuentas que establezca nuevos y ambiciosos Objetivos Anuales Medibles (AMOs),  según los subgrupos, materia y grado. El propósito de la implantación de los nuevos  AMOs es permitir que las escuelas dediquen sus esfuerzos en mejorar el desempeño entre subgrupos, los que históricamente han sido identificados como los responsables del bajo aprovechamiento académico, premisa que no necesariamente es correcta. Entre estos subgrupos se encuentran los estudiantes de educación especial. Es responsabilidad de cada escuela, de cada componente relacionado a la fase académica, a tener conocimiento de estándares académicos que son usados para impactar a la población de educación especial. Los nuevos AMOs están dirigidos a permitir la ejecución de este subgrupo, diferente a los demás subgrupos, según su capacidad. Lo anterior implica que los maestros regulares y los maestros de educación especial en la modalidad de salón recurso están obligados a trabajar en forma colaborativa. Sus planes de enseñanza tienen que trabajarse en forma coordinada, tiene que haber un seguimiento de lo que ocurre en la sala de clases regular, el estudiante de educación especial tiene que pasar por la misma experiencia académica y de aprendizaje, incluyendo el “assessment” que el estudiante regular, claro con sus adaptaciones y los acomodos razonables que correspondan. En los planes de enseñanza se tienen que ver reflejados los estándares y expectativas y estar alineado a los objetivos, estrategias y actividades desarrollas por ambos maestro. Cada objetivo y, actividad desarrollada por el maestro tiene que estar al nivel de ese estudiante, su nivel de ejecución cognitiva, su nivel de destreza y académico. Lo mismo ocurre para el maestro de educación especial a tiempo completo. La planificación del aprendizaje tiene que estar alineada a los nuevos estándares, al modelo de enseñanza usado, a los mapas curriculares, a proceso de “assessment”, entre otros. De hecho Principio de Cambio Radical 4: Programa académico alineado y riguroso establece la importancia de especificar cómo se diferenciará la instrucción para atender las necesidades individuales de los estudiantes y cómo se supervisará esa diferenciación partiendo del uso de los datos en la toma de decisiones para los estudiantes de Educación Especial. En ese contexto todos los componentes académicos a nivel de escuela tienen que entrar en acción. Es importante enfatizar la necesidad e importancia de que el componente académico regular y el de educación especial estén dirigidos hacia el mismo propósito, clarificando la importancia de realizar los ajustes necesarios y proveer para que el estudiante de educación especial ejecute a su nivel, pero dentro de los estándares y expectativas. En la redacción del  Programa Educativo Individualizado (PEI) de cada estudiante tienen que alinearse las estrategias de base científica a los estándares, expectativas, mapas curriculares, indicadores y las estrategias de evaluación. Cada PEI es un retrato del estudiante que es atendido, de forma particular y diferenciada, con sus fortalezas y áreas por desarrollar, con sus circunstancias. Ese expediente tiene que estar en revisión constante, ajustada a su desempeño en las pruebas ofrecidas por el estado, tanto las PPAA/PPEA como los Informes de Progreso Académico de las 10, 20, 30 y 40 semanas. Debe verse en esta revisión el nivel de crecimiento que ha tenido el estudiante, a la larga sirve como indicador para realizar los ajustes necesarios, tanto a nivel académico como evaluativo. Para atender al subgrupo de educación especial se requiere de la incorporación y desarrollo de estrategias diferentes dirigidas a atender sus particularidades y a lograr crecimiento y logro de expectativas. Hay que empezar a ver a esta población desde el punto de vista de inclusión,   en la que hay que tomar en consideración diversos factores inherentes y relacionados a la capacidad intelectual y nivel académico en que se encuentre. Por ende, aunque se le enseñe lo mismo, los mismos estándares y expectativas, hay necesidad que sea de forma diferente. De ahí que se desarrolle con ellos una educación diferenciada. Para que esta tenga un efecto positivo en el aprovechamiento tiene  que planificarse bien. No puede darse en el vacío, sin coordinación, de ahí, como se mencionara anteriormente, la necesidad de la comunicación y colaboración en la planificación del aprendizaje para los estudiantes de educación especial. Resulta necesario que todo el personal docente y docente administrativo pueda ser adiestrado sobre los fundamentos filosóficos y psicológicos de la enseñanza o educación diferenciada, pero aplicada o dirigida a atender al estudiante de educación especial.  Es importante señalar que en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Rio  Piedras, se desarrolla la iniciativa Haciendo la diferencia para las personas con capacidades diversas. La misma tiene el auspicio del Consejo Estatal sobre Deficiencias en el Desarrollo (CEDD) y el Centro de Investigaciones Educativas (CIE) de la Facultad de Educación dirigida a  capacitar a los profesionales en las áreas de deficiencias intelectuales y del desarrollo así como al personal docente y docente administrativo que impactan a estudiantes con impedimentos o discapacidades para adiestrarlos en estrategias de educación diferenciada e inclusión en la educación.  Esta iniciativa es un recurso valioso para que el personal antes mencionado se pueda beneficiar Referencias: Departamento de Educación de Puerto Rico. (2013). Carta Circular: 04-2013-2014, Política Pública para la Organización y Funcionamiento de las Escuelas bajo el Programa School Improvement Grant (SIG). Departamento de Educación de Puerto Rico. (2014). Plan Comprensivo Escolar Autentico. Documento de Trabajo Departamento de Educación de Puerto Rico. (2014). Carta Circular 06:2014-2015, Política Publica sobre la Planificación del Proceso de Aprendizaje y Currículo. Departamento de Educación de Puerto Rico. (2013). Plan de Flexibilidad, Documento Varela Pérez, M. (2014). Aspectos Básicos del Plan de Flexibilidad. Documento de Trabajo. Varela Pérez, M. (2013). Plan de Flexibilidad. Documento de Trabajo, PPT

http://cie.uprrp.edu/diversidad/proyecto.html http://www.ed.gov/esea/flexibility/documents/esea

http://www.de.gobierno.pr/soy-maestro/531-recursos-del-maestro/1851-estandares-academicos

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Carmen J. Del Valle Vega
    Mar 21, 2015 @ 14:59:10

    Excelentes artículos, sobre todo a lo referente a Educación Especial.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: