A PESAR DE SU PEQUEÑO CEREBRO LOS CUERVOS SON TAN INTELIGENTES COMO LOS CHIMPACÉS

Qué hacer con niños desobedientes de 3 a 6 años

thumb-37021

http://serpadres.com/ninos/que-hacer-con-ninos-desobedientes-de-3-a-6-anos/43974/

Niños que se dejan influir por otros

nina-lee-ninos-siguen-p

http://www.guiainfantil.com/articulos/educacion/conducta/ninos-que-se-dejar-influir-por-otros/

EL ARTE HACE A LOS NIÑOS MEJORES PERSONAS Y MEJORES ESTUDIANTES, CONFIRMA ESTUDIO

artskids

El arte hace a los niños mejores personas y mejores estudiantes, confirma estudio

Por qué hay niños que se portan mejor con papá o con mamá

nina-abaraza-madre-padre-detras-p

http://www.guiainfantil.com/articulos/educacion/conducta/por-que-hay-ninos-que-se-portan-mejor-con-papa-o-con-mama/

Tips for Differentiating Instruction

dont-let-students-get-bored-or-struggle--differentiation-helps-reach-all_1913_40042568_0_14111839_500

http://spr.ly/6183BqlfW

SÍNDROME DE TOURETTE: ENTREVISTA A BRAD COHEN (Film “Al Frente de la Clase”)

El Maestro: su importancia de cara al siglo XXI

Siomarie Varela Morales

28 de marzo de 2016

Introducción 

          Sin duda alguna, el maestro es una de los profesionales de mayor impacto y relevancia en cualquier sociedad del mundo. Su capacidad para ser modelo referencial, motivar a otros y ser parte de cambios significativos en las vidas que tocan son inminentes. No hay sociedad en el mundo que pueda ser establecida exitosamente sin que detrás de cada éxito este presente la figura de una maestro. A nivel mundial hay ejemplos reales que evidencian su influencia y su impacto positivo. Son múltiples las funciones complementarias a la enseñanza que tiene que poner en práctica un maestros, desde consejero, psicólogo, trabajador social, sociólogo, enfermero, padre o madre sustituta y conserje, entre otras. Todas esas funciones las ejecuta para preparar al estudiante para que sea, sobre todo, un ciudadano para la vida, formar un ciudadano completo, no solo con el conocimiento y destrezas necesarias para ser exitoso, sino con el conjunto de valores y principios morales que le ayuden a usar efectivamente el conocimiento aprendido en la sala de clases.  Sostiene Moreno (2014) que el maestro se ha convertido en el actor principal de todo el proceso educativo, no solo el de enseñanza aprendizaje. Ante los nuevos escenarios que se están generando en una sociedad de conocimiento y globalizada, el maestro tiene que estar atento a que su tarea este enfocada en cuatro tipos de aprendizajes esenciales. Estos son; aprender a conocer, esencial en todo lo que son las relaciones intra e interpersonales, aprender a hacer, en el que se enfatiza en desarrollo profesional  y en su preparación profesional, aprender a vivir con los demás, necesario para atender los problemas sociales en los sistemas educativos logrando la conversión de estos en centros de descubrimiento y el aprendizaje aprender a ser, en este se le brinda importancia a lo que tiene que ver con que el estudiante pueda asumir una responsabilidad ética, social y espiritual.

El conocimiento de los estándares profesionales

          Como se mencionara anteriormente, y partiendo de los tipos de aprendizajes que todo maestro debe manejar en este nuevo siglo, el maestro es una pieza clave en contribuir en la solución de toda la problemática social que tenga efecto sobre la educación y su impacto a corto y largo plazo. Lo anterior requiere que el maestro empiece a investigar en la sala de clases, que desarrolle lo que es investigación acción, proceso de suma importancia en los centros educativos y cuya responsabilidad primaria debe caer sobre el maestro. Según Varela (2015), para que la enseñanza ocurra  en todas su dimensiones, es necesario que este posea  unas características básicas. Entre estas se pueden destacar la de investigador.  Ninguna de estas características es de mayor importancia que la otra. Son características de las que constantemente el maestro se vale para poder ser exitoso en su rol de docente y que el proceso fluya con significado, de acuerdo a las experiencias diarias y a lo que está actualizado en el contenido curricular de la materia enseñada. Cada característica ayuda al maestro en el enriquecimiento de lo que ocurre en el microsistema llamado salón de clases y, de hecho, impacta directa o indirectamente lo que el estudiante ha de aprender. Cada característica propia y presente en el maestro moderno se complementa. El maestro del siglo XXI está obligado a investigar sobre los nuevos métodos, estrategias y técnicas de enseñanza, tiene que averiguar sobre los últimos descubrimientos e investigaciones sobre metodología y currículo. Logrando lo anterior se convierte, a su vez, en un  estratega, producto de lo observado. Lo logra al poner en marcha nuevas iniciativas y alternativas cuyo éxito ha sido probado en otras instancias educativas y de enseñanza. De igual manera,  Latorre (2003), citado por Varela,  establece y, deja claro, que el maestro de este siglo está enfrentándose constantemente a grandes retos y desafíos.

Dado lo complejo que están los escenarios educativos y las demandas y exigencias de las sociedades en cambio, ante la presencia de un nuevo perfil de estudiante, diferentes sistemas educativos se han dado a la tarea de desarrollar una serie de criterios que ayudarán a que el maestro sea exitoso en un mundo cada vez mas cambiante y competitivo. A estos criterios se le han denominado estándares.  Por ejemplo, el Departamento de Educación de Puerto Rico (2008) se dio a la tarea de desarrollar once estándares que servirán de guía para el maestro en su rol de facilitador de la enseñanza. A este documento, se le denomina Estándares Profesionales del Maestro.  Cada uno de los estándares identificados y desarrollados establecen los criterios o características que debe poseer un maestro para atender los problemas propios del nuevo estudiante. Los estándares son los siguientes;  conocimiento de la asignatura, conocimiento pedagógico, estrategias instruccionales, ambientes de aprendizaje, diversidad y necesidades especiales, evaluación y “assessment”, integración de la tecnología, comunicación y lenguaje, familia y comunidad, gestión de información y desarrollo profesional del sistema educativo, además señala que su misión social es contribuir a desarrollar en los estudiantes los valores, conocimientos, destrezas, hábitos y actitudes que le permitan el más pleno desarrollo humano en actividades de crecimiento.

Otro elemento importante a la que el maestro se enfrenta en este nuevo siglo, y que requiere de su atención, es trabajar con lo que se denomina instrucción diferenciada. Según Varela (2015), es necesario que el  maestro conozca a cada estudiante, con sus fortalezas y áreas por mejorar, tiene que lograr un clima de tolerancia y respeto a los que puedan resultar diferentes. Para esto, sostiene este autor, la planificación  realizada tiene que ser diferenciada de tal manera que atienda cada particularidad y necesidad, dando atención a la variación en lo que se enseña, incluyendo la metodología de enseñanza usada y los métodos de evaluación.

Luego de desarrollar las ideas de los elementos que deben existir en el maestro del siglo XXI, hay que concluir que este es un agente protagónico en el escenario educativo. Su trabajo y tareas docentes y relacionadas lo llevan a trascender el salón de clases y la escuela, como comunidad de aprendizaje, y pasa a ser elemento importante de la formación de lo que Hostos denomina el hombre completo. Su capacidad para crecer tiene que ser fomentada y motivada, de esta manera su aportación estará a la par con una sociedad dinámica en el que su actor principal, el estudiante requiere mayor atención, directa y personalizada, individual y en el colectivo.

Referencias:

Departamento de Educación de Puerto Rico. (2008). Estándares Profesionales del Maestro           de Puerto Rico. San Juan, Puerto Rico.

Latorre, A. (2003). La investigación: conocer y cambiar la práctica educativa. Barcelona:              Grao.

www. varelaperezm.wordpress.com (2016). Investigación en acción.                      

             https://varelaperezm.wordpress.com/2015/10/03/investigacion-accion-necesaria-                 en-nuestros-escenarios-educativos/

www. varelaperezm.wordpress.com (2016). Importancia del rol del maestro en la educación

             como un medio para atender los problemas sociales de nuestro sistema educativo.

Recuperado de https://varelaperezm.wordpress.com/2015/08/18/importancia-del-                            rol-del- maestro-en-la-educacion-como-un-medio-para-atender-los-problemas-            sociales-de-nuestro-sistema-educativo/

www. es.scribd.com (2016). La instrucción diferenciada. Recuperado de

https://es.scribd.com/doc/257983054/La-Instruccion-Diferenciada

www. educacionyculturaaz.com (2016). Los maestros del siglo XXI. Recuperado de

http://www.educacionyculturaaz.com/analisis/los-maestros-del-siglo-xxi

El Maestro Puertorriqueño y la Ética Profesional

 

Siomarie Varela Morales

20 de mayo de 2016

Introducción

          Sin duda alguna el tema de la ética profesional es uno que cada día se torna más importante en los diferentes escenarios laborales. En el caso de los maestros, concretamente el maestro puertorriqueño,  está claramente definido su relación con el desempeño docente. Es importante, antes de continuar con el desarrollo de este ensayo, establecer conceptualmente el significado de la ética profesional. Según el portal electrónico definicion.de,  la ética profesional se refiere a la regulación de todas aquellas actividades que se realizan en el marco de una profesión. Por otro lado, en el portal significados.com, se define ética profesional como el conjunto de normas de carácter ético aplicadas en el desarrollo de una actividad laboral. Esta dirige aquellas pautas de conducta que promueven el mejor  desempeño de las funciones propias de un cargo dentro de un marco ético. En muchos casos tratan temas de competencia y capacidad profesional, además de temas específicos propios de cada área. Aunque la ética profesional utiliza valores universales del ser humano, se centra en cómo estos son  aplicables al entorno laboral.

Ética Profesional

 

 

 

 

 

 

 

 

El maestro es una de los profesionales de mayor impacto y relevancia en cualquier sociedad del mundo. Su capacidad para ser modelo referencial, motivar a otros y ser parte de cambios significativos en las vidas que tocan son inminentes. No hay sociedad en el mundo que pueda ser establecida exitosamente sin que detrás de cada éxito esté presente la figura de un maestro. Sostiene Moreno (2014) que el maestro se ha convertido en el actor principal de todo el proceso educativo, no solo el de enseñanza aprendizaje. Ante los nuevos escenarios que se están generando en una sociedad de conocimiento y globalizada, el maestro tiene que estar atento a que su tarea esté enfocada en cuatro tipos de aprendizajes esenciales, en el aprendizaje aprender a ser, se le brinda importancia a lo que tiene que ver con que el estudiante pueda asumir una responsabilidad ética, social y espiritual. De igual manera, los estándares desarrollados para establecer una profesión de calidad en el maestro apuntan a fortalecer su ética profesional. Por ejemplo, el Consejo General de Educación de Puerto Rico (1994) presentó el documento ” Estándares Profesionales para los Maestros de Ciencia y Matemáticas de Puerto Rico”. El estándar número 13 en este documento está relacionado a la manera en que el maestro valora su profesión y se mantiene actualizado en su disciplina y en los nuevos desarrollos educativos. Bajo este estándar se pretende tener a un maestro actualizado  y asumiendo la responsabilidad para que esto ocurra, elemento vinculado a su ética profesional. De igual manera, el Departamento de Educación de Puerto Rico (2008), presentó el documento titulado “Estándares Profesionales de los Maestros de Puerto Rico”. En este documento se pretende que el maestro pueda ayudarse a reflexionar  sobre su labor y facilitarle las gestiones que han de ayudarlo a ser un mejor maestro.

La ética profesional en el contexto de la reglamentación vigente

          Dentro de ese contexto se desarrollara este ensayo cuyo tema es “El maestro puertorriqueño y la ética profesional”. Según el  Departamento de Educación,  los maestros tienen la responsabilidad  de formar la sociedad teniendo en consideración el principio básico de la sana convivencia entre los individuos que la componen. La Ley 149, ” Ley Orgánica del Departamento de Educación de Puerto Rico”, del 1999, según enmendada,  define claramente lo que es un maestro y sus funciones. La Ley establece que el maestro es el principal recurso de todo el proceso educativo, siendo su función básica ayudar a los alumnos a descubrir sus capacidades, a realizarlas y a desarrollar actitudes y formas de comportamiento que les permitan desenvolverse como miembros de la comunidad. Lo anterior lo obliga a vigilar por su ética profesional, a que su comportamiento, dentro y fuera del salón y la escuela esté dirigida a comportarse a la altura del puesto que ocupa. Va dirigida a establecer claro su comportamiento y trato con todos los integrantes de la comunidad escolar, desde sus supervisores, colegas, compañeros de trabajo, estudiantes, padres y visitantes. Además lo obliga a cumplir con todas aquellas funciones y actividades dirigidas a mantener los principios éticos propios de su profesión. La Ley Orgánica faculta al Secretario de Educación a establecer y promulgar cartas circulares y reglamentos dirigidos a que el maestro posea una ética profesional de altura y los mecanismos para, de violentarse esos principios éticos, ser sancionado. Como parte de esta reglamentación el Departamento de Educación de Puerto Rico (2003) promulgó el Reglamento de Personal Docente del Departamento de Educación, Numero 6743 del 23 de diciembre de 2003. En este documento se establece claramente aquellas normas de comportamiento y actividades que todo maestro está obligado a llevar a cabo con el propósito de mantener en alto la llamada ética profesional. El Reglamento antes citado tiene entre sus objetivos, alentar el espíritu de servicio público del maestro como empleado del Departamento de Educación.  Entre las tareas enumeradas en el reglamento y, que en forma general, establecen las normas a seguir para mantener una ética profesional de altura son;

1- asistir al trabajo con regularidad y puntualidad y cumplir la jomada de trabajo establecida.

2- observar normas de comportamiento correcto, cortes y respetuoso en sus relaciones con sus supervisores, compañeros de trabajo y ciudadanos.

3- realizar eficiente y diligentemente las tareas y funciones de sus puestos y otras compatibles que se les asignen.

4- mantener la confidencialidad de los asuntos que se les confíen sin menoscabar el derecho de los ciudadanos a obtener informacion.de carácter público.

5- vigilar, conservar y proteger documentos, bienes e intereses públicos que estén bajo su custodia.

6- cumplir las normas legales y reglamentarlas, lo mismo que reglas y órdenes emitidas al amparo de las mismas.

7- no aceptar regalos, donativos o recompensas por labores realizadas como empleados, excepto cuando la ley lo autorice.

8-  no utilizar su posición oficial para fines político partidistas o para fines no compatibles con el servicio público, contrario a la ley, moral y orden público.

9- no realizar actos ilegales contrarios a sus obligaciones como empleados públicos.

10- no observar una conducta lesiva e incurrir en  prevaricacion, sobomo o conducta inmoral.

11- no dar, pagar, ofrecer, solicitar, o aceptar, directa o indirectamente dinero, servicios o cualquier otro valor a cambio de obtener o de otorgar una elegibilidad, un nombramiento, un ascenso o algún otro beneficio de una transacción de personal

12-  los maestros deben llegar temprano a su trabajo y comenzar a realizar sus labores a la hora requerida.

13-  los maestros deberán realizar la labor que se les encomienda y deben hacerlo con la mayor dedicación que les sea posible.

14-los maestros deben cumplir con las directrices emitidas por sus supervisores, siempre y cuando estén de conformidad con las leyes y reglamentos emitidas por la agencia.

Conclusión

 

          Como se puede observar, el maestro puertorriqueño cuenta con unas guías bien definidas y claras para velar por el fiel cumplimiento y asegurarse de que su ética profesional sea de altura. Vigilar por esta ética y su cumplimiento le garantizará dar lo mejor de sí y contribuir con empeño y dedicación a formar el futuro y su razón de ser, el estudiante, que al egresar sea un ser humano de provecho y responsable con sigo mismo y la sociedad a la que le toca servir. Este estudiante, sin duda alguna, es producto de un modelo referencial celoso de su ética profesional, es producto de un maestro.

Referencias:

Consejo General de Educación de Puerto Rico (1994). Estándares profesionales para los           maestros de ciencia y matemáticas de Puerto Rico. San Juan, Puerto Rico.

Departamento de Educación de Puerto Rico. (2003). Reglamento del personal docente del         Departamento de Educación. San Juan, Puerto Rico.

Departamento de Educación de Puerto Rico. (2008). Estándares profesionales de los maestros de         Puerto Rico. San Juan, Puerto Rico.

Estado Libre Asociado de Puerto Rico (1999). Ley Orgánica del Departamento de Educación de          Puerto Rico, según enmendada. San Juan, Puerto Rico.

www. educacionyculturaaz.com (2016). Los maestros del siglo XXI. Recuperado de

http://www.educacionyculturaaz.com/analisis/los-maestros-del-siglo-xxi

www. de.gobierno.(2016). Conoce al DEP. de http://www.de.gobierno.pr/soy-maestro/531-        recursos-del-maestro/2616

http://www.definicion.de.(2016). Ética Profesional. Recuperado de http://definicion.de/etica- profesional/
http://www.significado.com.(2016). Ética profesional. Recuperado de http://www.significados.com/etica-profesional/

RELACIONAN ASIMETRÍAS SUBCORTICALES ANORMALES CON LA ESQUIZOFRENIA

Anteriores Entradas antiguas