La curiosidad, el verdadero motor del aprendizaje.

Inclusión y calidad educativa

La curiosidad es importante para el proceso de aprendizaje ya que nos lleva a captar nuestra atención y nos interesamos por ello, también es la base del desarrollo del talento. Pero para esto lo que aprendemos debe ser significativo y responder a nuestra realidad existencial.

Educar para el asombro es lograr en el estudiante ese afán de saber que lo marca a lo largo de sus vidas en su aprendizaje continuo. La curiosidad es así una poderosa forma de despertar nuestra atención y nuestro interés sobre un contenido determinado, nos empuja a informarnos y a querer conocer mejor. Por eso, mantenerla viva es una excelente forma de mantenernos vivos, es decir despiertos e interesados por el fascinante mundo en el que vivimos.

Albert Einstein dijo de sí mismo: “No tengo talentos especiales, pero sí soy profundamente curioso”. Y es ese afán de saber, de probar, de conocer, el…

Ver la entrada original 498 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: